Artículos


El "Síndrome del misterio" y el misterio de las cosas

Amarilis Terga Oliva , Bayamo, Marzo de 2008

El arte vive influyendo en otro arte y no como residuo físico de las ideas de un artista Joseph Kosuth

El producto artístico está frecuentado por la cosificación y estandarización que corroe de manera abierta la naturaleza estética de expresiones y manifestaciones en el mundo actual, las cuales se entienden como transformaciones de sentido que incorporan pensamientos y paulatinas transformaciones del ser. El proyecto de exposición personal “Síndrome de Peter Ludwig” se nos revela cual ensayo intelectivo marcado por la postura investigativa del autor, quien toma en cuenta referentes conceptuales en favor de una poética sustentada en la ironía e intertextualidad dialógica que permite la interconexión con el fenómeno del mercado o relaciones mercantiles-producto cultural. En tal sentido el autor suprime al sujeto y se vale de códigos usuales contentivos en el documento para la recreación de elementos sígnicos en pro de la ficción presente en la obra, que precisa sea asumida cual alteridad. La muestra conformada por 8 obras en gran formato de reciente creación responde a la estipulación de un discurso que condiciona sus presupuestos, tomando en cuenta signos cuyo reciclaje se argumenta en el contexto subjetivo, a colofón de vivencias y nexos con el fenómeno arte-mercado. Puentes, cuños logotipos, firmas rehacen de manera ficticia el documento, a cuya vera yace el drama que precisa reacomodos para los replanteos de tal circunstancia en la contemporaneidad. Varios referentes subyacen en el panorama de reinterpretaciones tanto de carácter nacional como extranjero, pues toda visualidad es deudora de actitudes, posturas y fundamentos que han marcado pautasen la construcción de posturas asumida cual reto. En tal sentido la Transvanguardia engendró pesquisajes y problematizaciones argüidas por experiencias intelectuales que contribuyen y reconstruyen el metarrelato de un mundo decadente, en cuyos predios el arte es estigma de ética y socio espiritualidad.